domingo, 25 de diciembre de 2011

Navegando la Navidad, Negando la Negatividad

Click aqui para ver algunas fotos de estos dias.

Aqui videito de las andanzas de Duke Lele en Navidad


Regalito navidenio con mal audio, pero para que imaginen la emocion que senti al estar ahi. Click aqui.

Abrazos y bendiciones para cada uno y para el mundo entero.

        *
        /_\
      / __ \
    /         \
  ------ O     
~~~~~~~~~~

martes, 20 de diciembre de 2011

Dia 2. Miramar, FL

Braiding: trenzado. Dicese del arte de llenar una cabeza de trenzas.
How much do you wanna pay for that?: Cuanto estas dispuesto a pagar? Significa que esa persona esta dispuesta a regatear.

(Definiciones extraídas del Vocabuario útil para insertarse en un barrio floridense con predominancia de población afro).

Hoy dormí hasta mediamañana. Luego de unos mates y unas canciones dedicadas, arremetí con la primera misión del día: arreglar a Debrah. Para quitar todo misterio al asunto, la mision no fue exitosa. El motivo puede haber sido la desmotivacion causada por los dos primeros acercamientos a una posible solucion al asunto de los cambios. Pero eso no es del todo cierto, ya que subreptciamente la mision habia cambiado su objeto: lo que en realidad necesita un arreglo y un cambio es mi pelo. Desde que empece a dejar crecer el flequillo,el maldito insiste en caer justo sobre mis ojos, lo que me obliga a tener alguna manera de sujetarlo para que no me moleste: una gomita, un ganchito, un pañuelo, un gorro, un peinado que nunca permanece a menos que le tire medio frasco de fijador Roby como hacia mi abuela.
La primera inspiracion vino en la escala en Punta Cana. Las lugareñas guardias de seguridad del aeropuerto, todas morenas Dominicanas, claro, lucian sus rulos otherwise afro dominados en surcos pegados a la cabeza. Los surcos, las trenzas. Trenza cosida pequeñita. Agarra todo el pelo al craneo. Braiding style. Trendy. La solucion a mi problema.
Y debo decir en mi defensa (y como consuelo a Debrah, que todavia no fue atendida) que la gente gusta mucho mas en estas latitudes de hacerse un style en los pelos y las uñas que de andar en bici o de tener su bici arreglada. En cada pequeña zona comercial (formada por cinco o seis negocios de diversísimos rubros), uno de los negocios es un salon de pelos o de uñas, si no de ambos. Sin embargo, aun no pude llegar a una bicicletería.
Luego de mi frustración por no obtener rápida solucion a lo de Debrah, entonces, volvi al minimarket de Apu (creo que no les comenté que el lugar donde ayer compre una tarjeta telefonica es atendido por un hindú...) donde obtuve la segunda frustracion del dia: no tenian peanut butter. Decidi avanzar hacia el lado opuesto al que habia ido ayer,  a los pocos metros encontre lo inesperado: una escuela de peluqueria. Bien!, pense. Voy a tener mis trenzas gratis!! Pues no. Linda, la afro que me atendio, me explico que la escuela ofrecia servicios de estudiantes y profesionales, y justo las trenzas solo eran hechas por profesionales, y oh! hacerlas salia 40 dolares. Oh! Le dije yo. Es mucho mas de lo que pensaba pagar. "And how much were you thinking of paying sweetheart?" No mas de20, ma'am. "Hmmm, what about 25?" Voy a hacer cuentas y cualquier cosa, vuelvo, gracias. Me fui algo confundida a buscar a D, y avanzamos unos metros mas para encontrar otro salon, al fondo de una pequenia galeria al aire libre. Cartel de precios en la puerta, brading $20. Ok... Finalmente Stephanie, la jamaiquina que me las hizo, me cobro $15 y ademas quedamos en vernos para tocar juntas temas de Bob Marley y para ir al servcio de Navidad de su iglesia, donde hay por supuesto musica gospel en vivo.
 Una vez trenzada, consegui la preciada mantequilla y me dirigi a casa, donde merendamos con Vero (que detesta la mantequilla). Luego continuamos con las siguientes misiones del dia: cuenta en el banco, compras de Navidad, cena. Entonces, ya tengo mi chequera, aunque debo esperar la llegada del plastico. Luego, el Aventura Mall te intoxica visualmente (solo visualmente?) aunque no puedo negar el appeal de  negocios como "it's sugar!", Sanrio o incluso el Disney Store, donde dejo caer todas mis convicciones en el deseo de hacer felices a mis amadas sobrinas.
La cena fue en Chili's: Mushroom Swiss Burger para mi, Mixed Faitas para Vero.
Misiones para mañana:arreglar el wi-fi que arruine el dia que llegue. Conseguir mi ID/Driver's License. Conseguir mapas y libritos de los estados que voy a atravesar. Leer. Tocar. Y a la noche: festejo pre-navidenio que puede anticipar a Santa.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Dia Uno. Miramar, FL

Toda una vida yendo a Mar del Plata, y vengo a conocer el Miramar de Florida.

View Larger Map

Miramar. Así se llama el barrio donde vive Vero. Miramar Parkway a una cuadra y la costa a 15 km. Hoy pedaleé hasta el mar. Lo vi y lo sentí dos minutos, entre el fuerte viento y las frías sombras de los altísimos hoteles construidos sin impunidad frente a su inmensidad. Es bravo y turquesa.

Hoy pedaleé hasta la costa (Hallandale Beach) montada en Debrah, mi nueva compañera. Se la compre a Debrucee, un señor que me crucé en la parada del colectivo. Fue la primera persona con una bici que vi desde que salí de la casa a recorrer el barrio esta mañana, y quien mejor para averiguar como conseguir una bici? "How much?" fue lo primero que me contestó, con el acento de quien esta acostumbrado a hablar otro idioma. "Cuanto pagar?", repitió ante mi silencio perplejo. "I don't know, maybe 20 for the day." (habia leído en una web de alquiler de bicis que cobraban 10 la hora). "25?" Empezaba a entender que me la quería vender, pero no estaba tratando de convecerme de nada. Solo tenia su bici ahí, algo destartalada, el asiento forrado con bolsas de plástico, el manubrio también. "Are you saying you want to sell your bike? What would you use then? And are you taking the bus with the bike?" Resulta que Debrucee, un jamaiquino maduro (aunque me dijo que es de Montreal, su acento es el de un creolparlante), tiene otra bici en su casa así que no tiene problema en venderme la que tiene ahí, pero a 30. Y sí puede tomarse el bus con la bici.
El colectivo llegó mientras le daba la plata, pero se acordó en ese momento que no me había dado la llave del candado. Asi que perdió su bus y yo le di otros 3 dolares por el candado y por el bus perdido, y a cambio recibí un sincero "God Bless You" de su parte.
Debrah tiene un problema con los cambios, que hace que no pueda salir de la velocidad que se usa para pedalear cuesta arriba, pero así y todo, llegue hasta la costa. En el camino no encontré ninguna bicicleteria, pero tuve un primer pantallazo de la avenida principal, con alto transito vehicular (no llegue a contar 15 bicicletistas en esos 15 km). A mitad de la bicicleteada apareció un barrio privado de motorhomes, verdaderas casas rodantes de primera categoría, un estilo nómade de lo mas paquete.
Ya llegando al Ocean Drive, tuve una parada obligada en el puente del Intercoastal (canal que corre paralelo a la costa), que se levanto para dejar paso una embarcación que cargaba una grúa. Fue una buena parada, ya que pude conocer a Janet, una señora mayor de 70, seguramente ex hippie tardía, que volvía con su hijo de comer una comida horrible en un restaurant chino. "Oh she has a bike! up with your hands, give me the bike!" bromeó en cuanto me vio, apuntandome con los dedos como si fueran pistola. En el restaurante le habian regalado dos almanaques, y ella me regalo uno a mi. Muy kitsch, pero tambien puede servir de camino de mesa. Luego me mostro una cajita en la que llevaba varios cigarrillos non sanctos. "Yo voy caminando y me fumo uno de estos. Quien se va a fijar que es lo que estoy fumando?" "Este es el mejor momento, mama, ahora que el puente esta levantado" "No, aca no, esta lleno de policias" Y senhalaba todos los autos. Quise saber su nombre. "Oh it's Janet. Janet Planet" "Yes, she lives in her own Planet" comento el hijo, regordete, pelo rubio, tenhido y largo, aspecto de pasar muchas horas jugando a la Play y tomando cerveza. Planet Janet, un buen lugar para estar.
El regreso fue en el bus 28, donde pude cargar mi bici, efectivamente, en un monta bici que hay al frente. El ticket costo 1,75. Tambien se puede sacar uno diario, para usar en todas las lineas hasta las 12 de la noche, por 4 dolares.

La casa de Vero es una especie de PH. Una casa dividida en cuatro departamentos. Imaginen un cuadrado dividido en cuatro cuadrados. Bueno, no es exactamente eso, pero aproximadamente. El de ella es el North Appartment. Aparentemente la vecina del East App. es la madre del segundo de Al Qaeda, y ha habido momentos mediaticos en el barrio. Si, los tentaculos del hambriento pulpo llamado cuarto poder aparecen por las alcantarillas cuando no llegan por el aire dando coletazos desesperados.
Una siesta de cuatro horas me dio gran alegria. Las misiones para manhana: arreglar a Debrah y abrir una cuenta en el banco. Tambien conseguir adaptadores y/o transformadores para mis cargadores. Asi puedo sacar alguna foto para compartirles.
Tocar y cantar son misiones permanentes en mis dias. En el avion vi "Violeta se fue a los cielos", la biografia artistica de Violeta Parra. Inspiradora. Este es un viaje para la creacion, que incluye pero excede a la recreacion. Vuelvo a mi ciudad natal, en la busqueda de reinventarme una vez mas.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Cosas que pasaron en estos meses

-  Junio. Jali Navajo Acoustic Set @ Richard Melka's (from Francia) photo expo "PH".



- Julio. Jali Navajo & The Deliarternative Band @ Fiesta del Funk Naciente
No hay registro fotográfico ni fílmico :(
La fecha fue justo la semana siguiente a la muerte de Amy Winehouse. El set list incluyó "No Good", de su autoría. Además, tocamos "When You Gonna Learn", nos encantó hacer ese cover.
La formación de los Delicious fue: Meri Zoppi en bajo; Mané van Strate en tecla; Marco Gnoatto en la otra tecla; el Chino Demestri en la bata; Ariel Perini en guitarra. Extrañamos a los Deliciosos Originales Dino, Mateo y Samir, pero el show salió con mucho power. Compartimos escenario con Tapones de Punta (chapeau!) y además festejamos el cumpleaños de Sap, organizador junto con DJ Lenni de las legendarias Funk Nacientes.

- Agosto: Jali Navajo Acoustic Set @ Expressarte de Il Ballo del Mattone. Tampoco hay registro. Gracias a Pato Nayar hicimos el ingreso a este festival delirante y emocionante en la trattoria del Il Ballo: http://ilballodelmattoneblog.blogspot.com/

Invitada con "Los Amantes de Silvia" en Planet Music. Hay registro pero lo tengo que recuperar :)
A "Los Amantes" llegué por recomendación de Nati Fernandez, ex alumna y amiga artista. Unas semanas después, le compré el ukelele a Mel, cantante a quien, sin conocer, reemplazaba en esta banda.

- Agosto - Septiembre: Filmacion y edicion del video de promocion de "Sway Quartet"




- Septiembre: gracias a Nestor Shemp, músico que conocí a través de las vueltas de la vida, participé como corista en Ninemiles - Tributo Bob Marley, en Avellaneda.



- Septiembre y octubre: Jali Navajo Ukelele Set @ Tomato Spirit Party.







Seguirán las noticias!

jueves, 7 de julio de 2011

te espero en la esquina y perdí la cámara

Ayer me escapé en mi extendido horario de recreo laboral al barrio de Almagro a hacer unas compras. En el camino pasé por la esquina de Billinghurst y Guardia Vieja, donde hay una aceitunería muy pintoresca, uno de esos negocios antiguos que lograron mantener su identidad a pesar del avance de los no-lugares tales como hipermercados franceses, supermercados chinos, maxikioscos y estaciones multiservicio. Una casona de techos muy altos, toldos y carteles en la fachada, pintados por letristas que supieron conocer su momento de gloria hasta que los ploteos y diseños digitales ganaron la batalla. No entré, pero desde la puerta y la vidriera se vislumbraba una miríada tal de variedades de aceitunas, frutos secos, escabeches y demás especialidades similares, que si intento imaginar la organización mental del aceitunero que atiende este negocio no puedo menos que equipararlo a la del ferretero o el farmacéutico (el de las antiguas farmacias también). ¿Cómo hacen para saber dónde están guardados los clavos de cabeza chata de 5 cm o la belladona mater o el chucrut con morrones? De esto hablábamos el otro día en casa, de que la memoria funciona con compartimentos donde guardamos y clasificamos los recuerdos o la información. Eso funcionaba en su máximo exponente por ejemplo en los "poetas" de la Antigüedad, que transmitían oralmente obras literarias monumentales como la Ilíada o la Odisea a través de generaciones. De una teoría aledaña a esta de los recovecos de la memoria también surgen otras obras cumbres como Eternal Sunshine of the Spotless Mind, aunque se me pueda acusar de vincular peras con tomates.
Ni peras ni tomates sino aceitunas. Cuatro barriles de plástico azul de un metro treinta de alto, todos con su etiqueta escrita en marcador negro: "Aceitunas", hacían cola en la vereda del sol, y encabezando la fila, un carrito montacargas hacía de cama siestera de un siberiano pancho que no se inmutó cuando estacioné mi bici al lado y saqué la cámara para registrar esa plácida y olivera escena.
Las fotos salieron hermosas según lo que vi en el visor de la desvencijada camarita digital que filma sin sonido y que hace unos años llegó a mis manos para reemplazar a Jazz y sus rollos de 400 asas, su instantaneidad incorregible, su misterio revelable. Llegó hace unos años y se fue ayer, seguramente cuando, después de captar las instantáneas de la esquina, arranqué con la bici y me detuve una cuadra más allá para sacar los auriculares Sony DR-S4 extra large de mi mochila, que dista basante de estar organizada como la estantería del ferretero. Varias cuadras después, el conductor de un Uno rojo me hizo señas, señalando mi espalda: la mochila estaba abierta de par en par. Sólo chequeé que estuviera la billetera. Cuando llegué a casa a la noche busqué la cámara en la mochila para subir la foto y escribir esta nota (de la que solamente había llegado a pensar algunas opciones de título). Al no encontrarla pensé que la habría dejado en el trabajo.

Hoy llegué a la oficina, y me encontré con la ausencia. Inquietante encuentro.

Conclusión: perdí la cámara en el mismo lugar donde hace menos de un mes perdí mi celular. Más alimento para un ditirambo sobre la pérdida que estoy escribiendo. Mientras tanto, les dejo una fotito de una burbuja que se busca.

miércoles, 15 de junio de 2011

Mi primera obligación es con el arte

El lunes fuimos con Florcita a grabar a Estudios Paraíso.


Martín está produciendo una banda que se llama "Do Neurona" (sic), y nos convocó para un tema en el que imaginó unos coros a lo Floyd. Nosotras, prestas, aceptamos. Llegamos al estudio a las 9.30, tomamos una roja artesanal y conocimos a Charly y a ??, que estaban saliendo de ensayar y querían estar presentes en la sesión.

La onda para el estribillo era mucha "AAAHHH" bien abierta, gospelera, para que se funda con los colchones de teclado. Vocalizamos un rato, para poner la voz a punto, probamos y erramos, hicimos veinte tomas, y quedamos contentos. Ahora quedaron pendientes los coros del puente y del solo, en sesión programada para el sábado.

Por otro lado, anoche me pegué una bicicleteada hasta la calle Parral, a casa de Mané y Max, para ensayar los temas que vamos a tocar el domingo 19 en el cierre de la muestra de Richard Melka. Me alimentaron con un contundente guiso de lentejas. Fausta cocinó una "tota de tuteanio" con muuuucha sal, jugo de naranjas, aceite y otras cosas riquísimas.

Después enchufamos los instrumentos (Mane su Roland, Max su Gibson, yo mis Cuerdas) y tuvimos una mágica e intensa pasada de varios temas: Regina Spektor, Adele, Amy Winehouse, Corinne Bailey Ray, George Michael, y hasta Extreme, presentes!

martes, 14 de junio de 2011

Vamos creciendo, nos vamos uniendo

Siguen lloviendo buenas cosas en mis 34.
El domingo 29 de mayo pusimos nuevamente en escena "Alex contra el Frito" en el espacio de Naty Barry, "Tomato Spirit". Una alegría el reencuentro con Naty. Después de ser compañeras en la secundaria y transitar cada una su camino en el arte, nos encontramos por casualidad en una esquina de Almagro el año pasado. De ahí a darnos cuenta de que el espacio Tomato era ideal para una muestra casera de nuestra alocada compañía "Llámame Johnny!", sólo hubo un paso.
A esa función fueron mis amadas sobrinas Agustina y Gabriela, con su mamá y amada hermana mía, Mariana. Justo esa semana, a Gaby (7 años) le tocó escribir una composición, tema "Mi Personaje Favorito". A que no saben a quién eligió?





Y después llegó junio, y renové mi pacto con las dos ruedas, yendo a la Masa Crítica, donde pude confirmar varias cosas... pero para eso ya va a ir entrada aparte.

viernes, 3 de junio de 2011

La fiesta! Viernes 13 de mayo, 2011

Llegué a Freakman a las 22.50.  Los invitados estaban citados a las 22.30, pero me retrasé yendo a buscar unos equipos a Estudios Paraíso, en Villa del Parque (gracias Martín por el Marshall, gracias Flor por el aventón!). Felicitas y todos sus invitados (o gran parte de ellos) ya habían tomado posesión del lugar.



De los míos, ya Mariana y Rocio estaban estratégicamente ubicadas en platea preferencial frente al escenario. 

Al ratito no mas llegaron Diego Martin y su amigo, ansiosos por presenciar la zapada, que tardaría un rato en arrancar.

Ahí mismo conocí a Ezequiel, operador de sonido, con quien había coordinado todo el asunto telefónicamente en la semana, y quien mostró la mejor predisposición para que todo lo que sucediera en el escenario fuera fluido y sonoramente rendidor.  Dejé las tortas en la heladera, el Roland E-28 en el escenario, y fui a saludar a los que iban llegando.

Los siguientes fueron Cristina Dall y Leo Leonardi, cada uno con un regalo (ella, un sugerente culote con el Nacimiento de Venus de Botticelli estampado de ambos lados; ‘el, para complementar, un libro, El Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce). Mientras terminaba de saludarlos vi aparecer a Natacha Seara, la responsable de que Freakman estuviera disponible para el festejo. 


Grande el abrazo con Nat, que venía acompañada de Nico Smoljan y otro amigo, y al rato llegan Ponch Rock y Noly y su novia, y un par de amigos mas, y toda esta troupe del blues y el rock se apoltronan en los sillones que están frente a la gigante pantalla que durante la noche proyectó películas de samurái (o eran gladiadores?), conciertos de Tina Turner y James Brown y al final de la noche el Rock and Roll Circus de los Stones, gran regalo de mi hermana de hogar Flor de Ibañez. 


Florcita, que me había llevado a buscar los equipos y después de dejarme en la puerta se fue a hacer pool con el Torino, llegó al rato con Puchi Smith y Mariana Ongaro; Mariana me trajo unos aritos de su autoría, de alpaca y vidrio, muy redondos y colgantes.



Mis músicos estaban empezando también a llegar. Dino Martinez, mi querido baterista, fue el primero, y tuve que darle la noticia de que los Deliciosos estaban muy retrasados con los horarios. Armó sus platos y se fue a dar una vuelta. La tecladista y vocalista Mane van Strate de La Deliciosa y su inseparable compañero Maxwell llegaron en sincro con bass player Martin Gandulfo (acompañado de su amigo Pato), que por suerte había terminado temprano las sesiones en El Paraíso,  de manera que ya estábamos en condiciones de arrancar con la sesión musical formato acústico. Al rato no más llegó Meri Zoppi con el Chino y algunos amigos (venían de un asadazo y se apuraron gracias a un mensaje mío advirtiendo de la hora limite para tocar: 2 AM).

También llegaron en ese interín Pablo Roca y Tomi Gorostiaga, invitados en común por Feli y myself, compañeros de otra aventura artística bautizada indistintamente “Compañía En El Horno” o “Compañía Llámame Johnny”.



Así que el momento musical finalmente comenzó pasada la medianoche. Con Martin habíamos preparado algunos clásicos del pop-rock que nos vuelven locos: me senté a la batería para arrancar con Hella Good de los No Doubt, y después le cedí el puesto a Dino para seguir con Beat It y Billie Jean del gran MJ. Promediando Billie vi llegar al maestro Marco Gnoatto también conocido como Kno Paphai, acompañado de la troupe Julian de Santis y Leandro Garre, que se unieron en la mesa a Silvia Cryan, llegada un ratito antes de que subiéramos on stage. Al verlo a Marco, deseé instantáneamente que se nos uniera en Billie Jean, y le hice señas, pero claro, el tema ya estaba por la mitad, el no conocía los teclados que estaban enchufados, era una locura! Pero mis deseos a veces son locos.

El trio set termino con un hitazo de los ochentas: All I Wanna Do Is Make Love To You, de Heart, versionado a 160 bpm (por suerte mi hábito de andar en bicicleta me da la resistencia necesaria para soportar ese tipo de desafíos). 


Y así, sin pausa, se bajó Martin, se subieron Meri armada de su Jazz Bass modelo 69 y Mane con su Roland xxx, y a falta de los dos Deliciosos faltantes, Matias Mateo (que estaba tocando en Avellaneda y aviso a las 2 AM que nunca llegaría) y Samir Petrocelli (que tenía algún otro compromiso en otra punta de la ciudad), se subió Kno a tocar con nosotros una buena versión de Bad Girls, con Silvia en el otro mic. 


Después, con la misma formación, hicimos una versión algo desavenida de I’m Every Woman, y gracias Silvia por tu voz a prueba de balas. Bajó Silvia y seguimos con Back To Black; y para If You Can’t Say No, convoqué alguna guitarra con su guitarrista, y ahí subió Leandro con  su acústica mientras Kno se reía por la indicación de Mane (vos tocá sólo esa nota, todo el tema “pi piri pip-pip”).

Ya era la una y media y en ese punto cortamos para hacer una pausa. Fui a pedir un Fernet a la barra (todo lo que había tomado lo había ido robando de las mesas por las que pasaba a charlar: una copita de vino acá, un vasito de cerveza por allá) y ya habían llegado más amigos: Pacha Llarín (que de regalo me hizo unos días mas tarde mi carta natal y revolución solar, para guiarme en estos 34), Martin Busti y Fede Barani (más troupe de Enarsa presente), Marian Scaldaferro (que no falta a ninguna presentación de Los Delis), Flor Peña y Johanna, y tantos otros.

Pasaron diez minutos y la invite al escenario a Cristina; después de trabajar como su manager durante un par de años continuamos cultivando la amistad, y el regalo que me hizo, tocar en mi cumple, es demasiado para mi! Se subió con su baterista inseparable, Leo Leonardi, y echó mano de Poncha para el bajo (Poncha siempre predispuesto con la mejor de las ondas, ‘el y su porra!). Para completar el cuarteto se subió mi amiguísima Natacha Seara con sus armónicas. Tocaron Rock Me Baby, Before You Accuse Me y Caledonia. Todos quedaron impactados por la maestría de la Dall. Chapeau, Negra!




Acto seguidísimo, apurándonos porque el limite para tocar eran las dos AM, les toco el turno a los Cronogramas en Fantomas (Leandro, Marco, Julian y…). Tocaron dos temas, y si hablo con ellos en estos días les pregunto los nombres porque todavía no los conozco tanto… solo los vi tocar una vez en una fiesta en la terraza de la casa de la mama de Julian (hermosa fiesta, en una noche pre verano de luna llena). No hay fotos ni video de este momento...


Mientras ellos tocaban, llegaron Fermín, Fabian, Martin y Gonzalo, los Te Mato en Verano completos, así que tomaron la posta para cerrar esa tanda de música (después iba a seguir, gracias a la llegada de Norman…). Los Te Mato arrancaron con Vinilo.




Después me invitaron a subir y cantar con ellos como en viejísimas épocas el tema Fashion (me lo sabia como si lo hubiera cantado ayer). Y para cerrar, invitamos a subir al escenario a las otras cumpleañeras: Feli, su hermana Flor (que había cumplido el mismo día que yo, el domingo 8) y también se prendió Flor Peña, que había cumplido a fines de abril. Así que así, todas juntas bailamos y cantamos coros en Crecer, una hermosa balada que también tocábamos en las épocas de Efecto Fermín.


Párrafo aparte para unos invitados especiales, Flor Bravo (alias África Mya en las épocas de las Sin Sisters) y su flamante esposo Przcemeck (aprender a pronunciar su nombre llevo unos días…). Ellos viven en Londres, y aunque el vive ahí hace varios años y es polaco, se conocieron en Buenos Aires hace años. Pero el amor nació en Londres cuando Flor fue allá a estudiar teatro. El le hizo unos cuantos cortes de pelo vanguardistas y ella no pudo resistirse a su encanto. Son amorosísimos, y una de las únicas parejas que había en la fiesta. El resto che, todos solteros y solteras. Mis amigos casados, con hijos, o en pareja (o los que no saben si están o no en pareja, no me refiero a vos Meri, ejem, para nada) todos se quedaron en sus casas. Los quiero igual porque aunque no salgan de noche me demuestran que puertas adentro el amor puede existir :P




En este punto, dos y media de la mañana, se imponía la soplada de velitas! Había yo preparado dos Chocotortas con sus velas (eran velas pintorescas por los colores, pero no exactamente diseñadas para una torta de cumpleaños. Pero a quien le importan las convenciones? No a mi, ciertamente…). Subimos al escenario las cumpleañeras, y haciéndonos las sorprendidas, soplamos las velitas varias veces. Fotos, aplausos, mas fotos. La pista de baile empezó a arder al ritmo de los Beatles y otras modernidades afines. Rocanrol, nenes!

Una buena parte de la fiesta se retiró luego de probar repetidas veces el manjar de chocolate, dulce de leche, Casancrem y ron. Otros recién llegaban: Gaby Laguzzi, que venía de doble función en Corrientes, Andres El Zorro Almiron, que venía de tomar fuerzas para atravesar la ciudad; y otros valientes.






Y Norman, dueño y habilitador de esta tremenda fiesta musical, que llego a las tres y media, y con su galera y su porte tan particular, (me faltan fotos!!) anunció “música y bizcochos, cerramos a las ocho”. Y así la música en vivo arranco de nuevo de la mano de nuestro querido sonidista, que resulto eximio cantante y baterista, y junto a su banda, Mariscal, nos llenó de Beatles, ACDC, The Doors, y muchos etcéteras con los que pudimos subir a zapar: Martin, Andres y yo en un solo micrófono vociferando Break On Through y Roadhouse Blues; con Gaby, rota como decía estar (pero siempre canta que da gusto) compartimos un sentido Oh Darling y un divertido Ticket to Ride,




 y después rematamos con Martin y un Birthday Beatle sacadísimo. 


Fermín y los suyos, mas Natacha, subieron a tocar un par de temas mas (Se va el tren, Ruta 66 y Huellas, de autoría propia), seguidos por Mariano, Max y no se quien más con All Apologies y algún otro tema que no identifiqué. Y todo terminó cuando me senté a la batería y a mis anchas me puse a hacer base con el otro Martin (Te Mato) y Fermín después arrojó los acordes de Bajan, y ahí le dimos, pero ya estaban abriendo las puertas para entrar las mesas entonces todo se puso muy acústico. Y cuando no pudimos mas, agarramos todas nuestras pertenencias, las diez personas que quedábamos, y cerramos la puerta del lugar con el cuerpo un poco cansado pero el alma revoleando pañuelos.