martes, 20 de diciembre de 2011

Dia 2. Miramar, FL

Braiding: trenzado. Dicese del arte de llenar una cabeza de trenzas.
How much do you wanna pay for that?: Cuanto estas dispuesto a pagar? Significa que esa persona esta dispuesta a regatear.

(Definiciones extraídas del Vocabuario útil para insertarse en un barrio floridense con predominancia de población afro).

Hoy dormí hasta mediamañana. Luego de unos mates y unas canciones dedicadas, arremetí con la primera misión del día: arreglar a Debrah. Para quitar todo misterio al asunto, la mision no fue exitosa. El motivo puede haber sido la desmotivacion causada por los dos primeros acercamientos a una posible solucion al asunto de los cambios. Pero eso no es del todo cierto, ya que subreptciamente la mision habia cambiado su objeto: lo que en realidad necesita un arreglo y un cambio es mi pelo. Desde que empece a dejar crecer el flequillo,el maldito insiste en caer justo sobre mis ojos, lo que me obliga a tener alguna manera de sujetarlo para que no me moleste: una gomita, un ganchito, un pañuelo, un gorro, un peinado que nunca permanece a menos que le tire medio frasco de fijador Roby como hacia mi abuela.
La primera inspiracion vino en la escala en Punta Cana. Las lugareñas guardias de seguridad del aeropuerto, todas morenas Dominicanas, claro, lucian sus rulos otherwise afro dominados en surcos pegados a la cabeza. Los surcos, las trenzas. Trenza cosida pequeñita. Agarra todo el pelo al craneo. Braiding style. Trendy. La solucion a mi problema.
Y debo decir en mi defensa (y como consuelo a Debrah, que todavia no fue atendida) que la gente gusta mucho mas en estas latitudes de hacerse un style en los pelos y las uñas que de andar en bici o de tener su bici arreglada. En cada pequeña zona comercial (formada por cinco o seis negocios de diversísimos rubros), uno de los negocios es un salon de pelos o de uñas, si no de ambos. Sin embargo, aun no pude llegar a una bicicletería.
Luego de mi frustración por no obtener rápida solucion a lo de Debrah, entonces, volvi al minimarket de Apu (creo que no les comenté que el lugar donde ayer compre una tarjeta telefonica es atendido por un hindú...) donde obtuve la segunda frustracion del dia: no tenian peanut butter. Decidi avanzar hacia el lado opuesto al que habia ido ayer,  a los pocos metros encontre lo inesperado: una escuela de peluqueria. Bien!, pense. Voy a tener mis trenzas gratis!! Pues no. Linda, la afro que me atendio, me explico que la escuela ofrecia servicios de estudiantes y profesionales, y justo las trenzas solo eran hechas por profesionales, y oh! hacerlas salia 40 dolares. Oh! Le dije yo. Es mucho mas de lo que pensaba pagar. "And how much were you thinking of paying sweetheart?" No mas de20, ma'am. "Hmmm, what about 25?" Voy a hacer cuentas y cualquier cosa, vuelvo, gracias. Me fui algo confundida a buscar a D, y avanzamos unos metros mas para encontrar otro salon, al fondo de una pequenia galeria al aire libre. Cartel de precios en la puerta, brading $20. Ok... Finalmente Stephanie, la jamaiquina que me las hizo, me cobro $15 y ademas quedamos en vernos para tocar juntas temas de Bob Marley y para ir al servcio de Navidad de su iglesia, donde hay por supuesto musica gospel en vivo.
 Una vez trenzada, consegui la preciada mantequilla y me dirigi a casa, donde merendamos con Vero (que detesta la mantequilla). Luego continuamos con las siguientes misiones del dia: cuenta en el banco, compras de Navidad, cena. Entonces, ya tengo mi chequera, aunque debo esperar la llegada del plastico. Luego, el Aventura Mall te intoxica visualmente (solo visualmente?) aunque no puedo negar el appeal de  negocios como "it's sugar!", Sanrio o incluso el Disney Store, donde dejo caer todas mis convicciones en el deseo de hacer felices a mis amadas sobrinas.
La cena fue en Chili's: Mushroom Swiss Burger para mi, Mixed Faitas para Vero.
Misiones para mañana:arreglar el wi-fi que arruine el dia que llegue. Conseguir mi ID/Driver's License. Conseguir mapas y libritos de los estados que voy a atravesar. Leer. Tocar. Y a la noche: festejo pre-navidenio que puede anticipar a Santa.

1 comentario: