miércoles, 21 de marzo de 2012

I find my heart everyday in San Francisco


Lo encuentro en las calles en bajada después de perderlo en las subidas.









En los murales que cuentan historias de luchas, utopías, compromisos, bicicletas y trapecistas.









En los ensayos en muelles, los shows improvisados, las zapadas gitanas.












En los partidos de softball de hombres gay con tutu fucsia. 









En las casas victorianas con escaleras internas y ventanas circulares.







En Revolution Cafe, Melt, Noisebridge, Adobe, Box Factory, Golden Gate Park, Citylights, Mutiny.










En Haight, Ashbury, Buena Vista Park, en las calles que pisaron Janis, Jimi, Jack, John.




 




En Joel, Beate, Leez, Janel, Ben, Bern, Forrest, David, Sandra, North, Will, Adrien, DJ Salex, Nick, Brandon, McGee, John, Richard, Teli, en el encuentro con los tíos viajeros y en la mujer que pasea a sus dos perros que andan "in the hunt for something" a las dos de la mañana.





Es bueno encontrar el propio corazón todos los días.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada